FANDOM


Z pueblos todos.jpg

El dogma

Este dogma es algo con profunda consonancia con la fe cristiana expresada por el pueblo en oraciones como la Salve en que pedimos: ¡Ea pues, Señora, Abogada nuestra!La teología católica entiende el término Corredentora, de larga tradición en la Iglesia, a partir del concepto metafísico de analogía de participación, que los protestantes desconocen. Todo lo que María nos da proviene de Cristo (1Tim 2,5). Sin embargo Ella es también Corredentora porque fue una ayuda única y singular para la obra de redención y participó en ésta (Lc 1,38).
Estas ideas se encuentran desde escritos de los Padres de la Iglesia hasta los papas. En los tiempos recientes, santos como Edith Stein, Maximiliano Kolbe, Padre Pío o Madre Teresa, han defendido estas prerrogativas de Nuestra Señora.[1]
María es la Madre del Redentor y su cooperación es única en la obra de la Redención, así como su papel en la distribución de la gracia y en la intercesión por la familia humana.La Iglesia católica distingue esencialmente entre el papel de Jesucristo, Redentor divino y humano del mundo, y la única pero secundaria y dependiente participación humana de la Madre de Cristo en la gran obra de la Redención.Este dogma es la definición papal de la relación de la Madre de Jesús con cada uno de nosotros, sus hijos terrenales, en sus papeles de corredentora, mediadora de todas las gracias y abogada.
Proclamar solemnemente a María como madre espiritual de todos los pueblos quiere reconocer plena y oficialmente sus títulos y por tanto activar, reavivar las funciones espirituales, de intercesión, que ofrecen a la Iglesia para la nueva evangelización y para la humanidad, en la delicada situación mundial que vive actualmente. [2]

Historia

El tema de María como Corredentora y Mediadora, o sea, de la Madre de Dios como la colaboradora humana mas íntima en el trabajo de nuestra redención y como principal dispensadora de las gracias de la redención después del mismo Jesús, ha ocupado a los teólogos desde los albores del siglo veinte.En verdad, parece ser que el primer escritor Inglés en usar y defender el término de Corredentora fue el Padre Frederick William Faber en el último capítulo de su obra clásica The Foot of the Cross, publicado por primera vez en 1858.[3]
En 1915, el Cardenal Mercier de Bélgica comenzó un movimiento internacional de campaña para pedir la definición papal de la Santísima Virgen María como la “Madre Espiritual” del mundo. Ahora, cien años después, más de 8 millones cardenales, obispos, sacerdotes,religiosos y fieles laicos de más de 180 países han enviado sus peticiones a los papas recientes en favor de la solemne definición: la Madre de Jesús es la Madre Espiritual de toda la humanidad en sus tres roles maternales como Coredentora,Mediatriz de todas las gracias y Abogada.[4]
Después, previo al Segundo Concilio Vaticano no pocos Obispos expresaron un deseo de tener una definición — acerca de Nuestra Señora como Corredentora y/o Mediadora. En su audiencia general del 13 de Diciembre de 1995, el Papa Juan Paulo II hizo una cortés referencia a los Padres del Concilio quienes “deseaban enriquecer aun mas la doctrina Mariana con otras declaraciones sobre el rol de María en el trabajo de salvación” sin criticarlos en ninguna manera. El simplemente comentó que "El contexto particular en el cual ocurrió el debate Mariológico Vaticano II no permitía que esos deseos, aun cuando eran sustanciales y muy extendidos, fuesen aceptados."[3] El 31 de mayo de 1959, dos años antes de la primera aparición de la Virgen en Garabandal, ocurría la última aparición de Nuestra Madre y Señora de todos los Pueblos en Amsterdam,reconocidas como sobrenaturales por la Iglesia desde el año 2002. En estas apariciones la Virgen pidió que la Iglesia, por el estudio de los teólogos, definiera el último y más grande Dogma: el de María Corredentora, Mediadora y Abogada.[1]
Nuestra Señora de todos los pueblos pide que sea proclamado el último dogma mariano, que comprende una triple verdad:
"El Padre y el Hijo quieren enviar en este tiempo a María, la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS, como la Corredentora, Medianera y Abogada" (31.05.1951).
"Cuando el dogma... sea proclamado, entonces la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS dará la Paz, la verdadera Paz al mundo" (31.05.1954). La Stma. Virgen dictó con insistencia a la vidente la breve y potente oración que aparece al final del artículo,para que ese dogma sea proclamado cuanto antes y de ese modo el Espíritu Santo descienda con una nueva plenitud, como ha sido prometido. Esta nueva oración "... ha sido dada para pedir que el verdadero Espíritu venga al mundo" (20.09.1951). María insiste:
"Esto se ha de hacer y se hará; todos los que acepten esta oración se comprometerán a rezarla todos los días. Tú no puedes calcular lo que eso vale.Tú no sabes lo que el futuro traerá". (15.4.1951).
Ella incluso llega a prometer: "Mediante esta oración la Señora salvará al mundo. Yo vuelvo a repetir esta promesa" (10.05.1953)."Vosotros no sabéis cuán grande y privilegiada es esta oración ante Dios" (31.05.1955).
Dirigiéndose al Papa, la Stma. Virgen dijo que había sido "enviada por su Señor y Creador bajo este título, para poder salvar al mundo de una gran catástrofe mundial" (10.05.1953). "Cuida de que sea difundida por todo el mundo, en todos los pueblos. Todos tienen derecho a ello.Te aseguro que el mundo cambiará" (29.04.1951). "Que todos recen esta sencilla oración cada día. Esta oración se ha dado así, pequeña y sencilla, para que todos puedan rezarla en este mundo presuroso y moderno" (20.09.1951).
Durante varias visiones, la Stma. Virgen describe a la vidente la milagrosa imagen que representa el triple dogma y por eso la imagen "...ha de preceder un dogma, un nuevo dogma" (15.04.1951).La Corredentora está de pie sobre el globo terrestre delante de la Cruz luminosa de la Redención de su Hijo. Alrededor de Ella está reunido el rebaño de Cristo, iluminado por tres rayos, la Gracia, la Redención y la Paz, provenientes de las manos de la Medianera de todas las Gracias.
El 15 de noviembre de 1951 la Madre de Dios pide directamente a la vidente: "Di a todos los que colaboran, que todavía falta mucho más por hacer, que difundan aún más la oración y la imagen por el mundo.Yo les ayudaré".[5]
De forma profética nos ha dado sobre todo una impresionante visión de la situación de la Iglesia y del mundo. En sus mensajes, María revela poco a poco un plan con el cual Dios quiere salvar al mundo prepararlo a una nueva efusión del Espíritu Santo por medio de la Madre. Por esto Ella da a los pueblos y a las naciones una imagen y una oración.[6]
Asimismo, bajo esta advocación de Nuestra Señora de Todos los Pueblos, la Virgen se apareció en Akita (Japón) en 1973 y una réplica de esta imagen suya tuvo 101 lacrimaciones entre 1975 y 1981. Estos hechos también han sido aprobados por la Iglesia en 1984 como de origen sobrenatural.[1]
Cinco cardenales han enviado una carta invitando a los purpurados de todo el mundo a unirse a ellos para pedir a Benedicto XVI que declare un quinto dogma mariano que «proclamaría la plena verdad cristiana sobre María».Los firmantes de la carta son cinco de los seis cardenales promotores del simposio internacional sobre la Redención mariana, celebrado en Fátima en 2005: Telesphore Toppo,arzobispo de Ranchi (India); Luis Aponte Martínez, arzobispo emérito de San Juan (Puerto Rico); Varkey Vithayathil, arzobispo mayor de Ernakulam-Angamaly (India); Ricardo Vidal, arzobispo de Cebú (Filipinas); Ernesto Corripio y Ahumada, arzobispo emérito de Ciudad de México.El cardenal Edouard Gagnon que era el sexto promotor había fallecido antes de firmar dicha carta.[2]
Ella nos ha solicitado que trabajemos y pidamos por la pronta proclamación de este Dogma, al que ya se han sumado mas de 6 millones de personas, en los que hay Sacerdotes, Obispos, Cardenales, etc.[7]
Según una profecía,será un día 31 de mayo cuando la Iglesia oficialmente proclame el 5º y último dogma mariano.

Oración

"Señor Jesucristo, Hijo del Padre, manda ahora tu Espíritu sobre la tierra.Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón de todos los pueblos, para que sean preservados de la corrupción, de las calamidades y de la guerra.Que la SEÑORA DE TODOS LOS PUEBLOS, la Santísima Virgen María, sea nuestra Abogada. Amén."

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Quinto dogma mariano
  2. 2,0 2,1 Reina del cielo
  3. 3,0 3,1 La revelación teológica de Nuestra Señora
  4. Fifth marian dogma
  5. Nuevo dogma
  6. De Vrouwe
  7. Próximo dogma

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar