FANDOM


Françoise Mélanie Calvat fue una monja católica francesa y visionaria mariana. Como religiosa, se le llamó Hermana María de la Cruz.

Biografía

Juventud

Calvat nació el 7 de noviembre de 1831 en Corps en Isère, Francia. Era la cuarta de diez hijos de Pierre Calvat, un cantero y aserrador de oficio que no dudó en tomar cualquier trabajo que pudiera encontrar debido a la gran familia que tenía que sostener, y Julie Barnaud, su esposa. La pobreza de la familia era tal que a veces los jóvenes eran enviados a mendigar en la calle.
En una edad muy temprana, Calvat fue contratada para cuidar las vacas de los vecinos, donde conoció a Maximin Giraud en vísperas de la aparición. Desde la primavera hasta el otoño de 1846 trabajó para Jean-Baptiste Pra en Les Ablandins, una de las aldeas de La Salette. Sólo hablaba el dialecto Occitano regional y algo francés. No tenía instrucción escolar ni religiosa y no sabía ni leer ni escribir.

Aparición

El 19 de septiembre de 1846, se relata que Calvat y Maximin Giraud vieron una aparición de la Virgen María en las montañas de La Salette. La aparición les transmitió un mensaje público y un mensaje personal a cada uno de ellos.
El obispo de Grenoble, Philibert de Bruillard, nombró varias comisiones para examinar los hechos; en diciembre de 1846 se estableció las primeras comisiones. Una estaba formada por profesores del gran seminario de Grenoble y la otra, por canónigos titulados. Esta última comisión concluyó que era necesario un examen más amplio antes de dar una sentencia. Una nueva investigación se llevó a cabo de julio a septiembre de 1847, por dos miembros de la comisión, el canónigo Orcel, el superior del seminario mayor, y el canónigo Rousselot.
En noviembre-diciembre de 1847 se celebró una conferencia sobre el tema en la residencia del obispo. Dieciséis miembros se reunieron en presencia del obispo. La mayoría concluyó con la autenticidad de la aparición, tras el examen del informe de Rousselot y Urcel. Además, el obispo de Sens había examinado muy cuidadosamente tres curaciones atribuidas a Nuestra Señora de La Salette que habían ocurrido en la ciudad de Avallón. El obispo local, Mons. Mellon Jolly, reconoció el 4 de mayo de 1849, una de las tres curaciones, que había ocurrido el 21 de noviembre de 1847, como milagrosa.
Monseñor De Bruillard estaba convencido de la realidad de la aparición y autorizó la publicación del informe Rousselot, que afirmaba la realidad de la aparición. En su carta de aprobación, impresa como prefacio, el obispo de Grenoble declaró que compartía la opinión de la mayoría de la comisión.
Sin embargo, Louis Jacques Maurice de Bonald, el cardenal arzobispo de Lyon, de quien Grenoble dependía, sospechaba un subterfugio. El Cardenal exigió que los niños le dijeran su secreto, diciendo que tenía un mandato del Papa. Los niños finalmente accedieron a esta demanda. Calvat, sin embargo, insistió en que su texto se llevara directamente al Papa. Fue bajo estas condiciones que el obispo de Grenoble envió dos representantes a Roma. Según informes, el texto de los dos secretos privados fue entregado al Papa Pío IX el 18 de julio de 1851, pero al parecer se perdieron posteriormente.
El proceso fue favorable, porque el mandato de Monseñor De Bruillard, adaptado según las observaciones de Luigi Lambruschini, Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos en Roma, fue firmado el 18 de septiembre de 1851, y fue publicado el 10 de noviembre de 1851.
Los motivos de la decisión fue la imposibilidad de explicar los hechos de manera humana, los milagros, las curaciones, los frutos espirituales de la aparición, sobre todo las conversiones y, finalmente, el deseo de grandes multitudes de sacerdotes y fieles.
Más tarde, el 16 de noviembre de 1851, el obispo de Grenoble publicó una declaración de que la misión de los pastores había terminado y que el asunto estaba ahora en manos de la Iglesia. El obispo dejó en claro que la aprobación de la iglesia era sólo para la revelación original de 1846 y no para ninguna revelación posterior.
La Salette despertó inmediatamente un gran fervor en la sociedad francesa y provocó enormes discusiones. Los pequeños visionarios eran perturbados por los interrogatorios perpetuos, las amenazas de los opositores políticos y eclesiásticos, y también los asaltos de fervor. Calvat en especial era venerada como una santa, no muy diferente de lo que le sucedió a Bernadette Soubirous, quien, sin dudarlo, se defendió de esto. Calvat tuvo dificultades para vivir una vida religiosa estable y Maximin, que una vez ingresó al seminario, también tuvo dificultades para vivir una vida normal.

Vida religiosa

Después de la aparición en 1846, Calvat fue huesped en el convento de las Hermanas de la Providencia en Corenc cerca de Grenoble. Ya en noviembre de 1847, su directora temía que la celebridad pudiera hacerla presuntuosa. Entró como religiosa a los veinte años. En 1850 se postula en esta orden y, en octubre de 1851, tomó el velo. En Corenc era rodeada por los oyentes cautivadas, pues relataba historias de su niñez.
En mayo de 1853, murió el obispo de Bruillard y, a principios de 1854 su sustituto se negó a conceder permiso para que ella profesara, porque que no era lo suficientemente madura espiritualmente. Calvat afirmó que la verdadera razón de la negativa era que el obispo estaba tratando de ganar el favor del emperador Napoleón III de Francia.
Tras la negativa del obispo a permitir que profesara, Calvat fue oficialmente autorizado a trasladarse a un convento de las Hermanas de la Caridad. Esta Orden estaba dedicada a un duro trabajo práctico para ayudar a los pobres y Calvat se encontró con el sentido común. Calvat siguió hablando de las apariciones y de un complot masónico para destruir la Francia católica. Pero después de tres semanas fue devuelta a Corps en Isère para recibir educación.
Napoleón III gobernaba la Francia republicana, pero los realistas querían la restauración de un rey de un país católico. Esta controversia política dominó la conversación en toda Francia, con la iglesia francesa tratando de mantener la neutralidad. Calvat continuó repitiendo las reputadas palabras de la Virgen María y oponiéndose a la francmasonería. El obispo, consciente de las fervorosas y claras simpatías realistas de Melanie, estaba preocupado de que se involucrara y, por lo tanto, implicara el seguimiento de Nuestra Señora de La Salette en la política. En 1854, el obispo Ginoulhiac escribió que las predicciones atribuidas a Melanie no tenían ninguna base en el hecho y no tenían ninguna importancia con respecto a La Salette.
Calvat aceptó la sugerencia de un sacerdote inglés y se le permitió trasladarse al Carmelo en Darlington, Inglaterra, en 1855. Esto la alejó de las controversias políticas francesas, por lo que el obispo se complace en aceptar este movimiento. Hizo votos temporales allí en 1856. En 1858 Calvat escribió otra vez al papa para transmitir esa parte del secreto que fue autorizada para revelar en ese año. Mientras que en Darlington habló de una variedad de acontecimientos. El obispo local le prohibió hablar públicamente sobre estas profecías. En 1860, fue liberada de su voto de claustro en el Carmelo por el Papa y regresó a Europa continental.
Entró en la Congregación de las Hermanas de la Compasión en Marsella. La hermana Marie fue designada como su compañera. Después de su estancia en el convento de Cefalonia, Grecia, donde ella y la hermana Marie fueron a abrir un orfanato, y una corta estancia en el convento carmelita de Marsella, regresó con las Hermanas de la Compasión por un breve tiempo. En octubre de 1864 fue admitida como novicia con la condición de mantener su identidad en secreto. Pero fue reconocida y su identidad ya no era secreta. A principios de 1867, fue liberada oficialmente de la orden y junto con su compañera fueron a vivir en Castellamare cerca de Nápoles en Italia, donde fue recibida por el obispo local. Residió allí diecisiete años, anotando su secreto, incluyendo la regla para una fundación religiosa futura. Calvat visitó el Santuario de La Salette por última vez los días 18 y 19 de septiembre de 1902.

Muerte

El 14 de diciembre de 1904 Calvat fue encontrado muerta en su casa en Altamura, Italia. Sus restos están enterrados bajo una columna de mármol con un bajo relieve que representa a la Virgen María dando la bienvenida a la pastora de La Salette al cielo.

Proceso de beatificación

Al leer un relato de su vida en 1910, el Papa San Pío X exclamó al obispo de Altamura, en cuya diócesis había muerto y fue enterrado, "¡Santa, Santa!" Sugirió al obispo que se presentara inmediatamente su causa de beatificación. A pesar de esto, Calvat no esta actualmente beatificada ni canonizado por la Iglesia Católica.[1]

Referencia

  1. Mélanie Calvat

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar