FANDOM


La asunción al Cielo
733px-Ribera-inmaculada
Información
Dado el 1 de noviembre de 1950
Dado en el Vaticano
Dado por Pío XII

La Asunción de la Virgen María es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia católica y de la Iglesia ortodoxa, de que el cuerpo y alma de la Virgen María, la madre de Jesucristo, fueron llevados al Cielo después de terminar sus días en la Tierra. No debe confundirse con la Ascensión, que hace referencia al propio Jesucristo.
Este traslado es llamado Assumptio Beatæ Mariæ Virginis (Asunción de la Bienaventurada Virgen María) por los católicos romanos, cuya doctrina fue definida como dogma de fe (verdad de la que no puede dudarse) por el papa Pío XII el 1 de noviembre de 1950. La Iglesia Católica celebra esta fiesta en honor de María en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La festividad se celebra el 15 de agosto.

Historia

Primeras referencias litúrgicas

La primera referencia oficial a la Asunción se halla en la liturgia oriental;en el siglo IV se celebraba la fiesta de "El Recuerdo de María" que conmemoraba la entrada al cielo de la Virgen María y donde se hacía referencia a su asunción.Esta fiesta en el siglo VI fue llamada la Dormitio (χοίμŋσις) o Dormición de María,donde se celebraba la muerte, resurrección y asunción de María.

Relatos apócrifos

Los relatos apócrifos sobre la asunción de María aparecen aproximadamente desde el siglo IV y V. Siendo el más difundido y posiblemente uno de los más antiguos en el oriente bizantino el Libro de San Juan Evangelista (el Teólogo).Este y otros escritos apócrifos tuvieron gran influencia en diversas homilías y escritos de los oradores orientales,como por ejemplo Juan de Tesalónica, Juan de Damasco, san Andrés de Creta, san Germán de Constantinopla, entre otros.
Si bien no tenían ni tienen carácter histórico,la Iglesia Católica vio en estos escritos el fondo teológico que existía y del cual los relatos eran expresiones adornadas.

La Asunción en Occidente

Debido a factores políticos y lingüísticos, ya que las relaciones con oriente eran tensas y el griego no se dominaba todavía,la doctrina de la Asunción de María no fue desarrollada sino hasta el siglo XII donde aparece el tratado Ad Interrogata, atribuido a san Agustín, el cual aceptaba la asunción corporal de María.
Santo Tomás de Aquino y otros grandes teólogos se declararon en su favor.San Pío V, en el siglo XVI, al momento de reformar el Breviario, quitó las citas del "Seudo-Jerónimo" y las sustituyó por otras que defendían la asunción corporal. Benedicto XIV señaló la doctrina de la asunción como pía y probable pero sin señalarla aún como dogma.
La influencia del libro llamado el Seudo-Jerónimo el cual ponía en duda si María fue asunta al cielo con o sin su cuerpo aunque manteniendo la creencia en su incorrupción,hizo surgir la duda de si la asunción corporal estaba incluida en la celebración de la fiesta.A esto se sumó otro libro que gozó de fama entre los conventos y cabildos, llamado el Martirologio, del monje Usuardo (el cual murió hacia el año 875) el cual alababa la reserva de la Iglesia de aquella época que preferiría no saber "el lugar donde por mandato divino se oculta este dignísimo templo del Espíritu Santo y nuestro señor el Dios ".

El dogma

En 1849 llegaron las primeras peticiones al Vaticano de parte de los obispos para que la Asunción se declarara como doctrina de fe;estas peticiones aumentaron conforme pasaron los años.Cuando el papa Pío XII consultó al episcopado en 1946 por medio de la carta Deiparae Virginis Mariae, la afirmación de que fuera declarada dogma fue casi unánime.
El 1 de noviembre de 1950 se publicó la constitución apostólica Munificentissimus Deus en la cual el papa,basado en la tradición de la Iglesia Católica,tomando en cuenta los testimonios de la liturgia, la creencia de los fieles guiados por sus pastores,los testimonios de los Padres y Doctores de la Iglesia y con el consenso de los obispos del mundo, declaraba como dogma de fe la Asunción de la Virgen María:
"Por eso,después que una y otra vez hemos elevado a Dios nuestras preces suplicantes e invocado la luz del Espíritu de Verdad,para gloria de Dios omnipotente que otorgó su particular benevolencia a la Virgen María,para honor de su Hijo,Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte,para aumento de la gloria de la misma augusta Madre, y gozo y regocijo de toda la Iglesia, por la autoridad de nuestro Señor Jesucristo,de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo y nuestra,proclamamos,declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado: Que la Inmaculada Madre de Dios,siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrestre, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial.

  • Constitución apostólica Munificentissimus Deus,1 de noviembre de 1950.[1]

El Dogma

Es un dogma que se formula así:"La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María,terminado el curso de su vida terrenal,fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo."La Asunción no está en la Biblia en forma expresa,pero sí se concluye de la Biblia en forma necesaria.
Recordemos que la Biblia debe leerse como un todo (2 Tm 3, 16-17), o de lo contrario terminaremos haciendo decir a la Biblia lo que no dice. Por eso hay que seguir la guía que nos proporciona la Iglesia (2 Pe 1, 20-21; 1 Tm 3,15),la cual recibió de Cristo la gracia de enseñar con autoridad [2].Primero entendamos que "asunción" no es lo mismo que "ascensión".La "ascensión" es el hecho de ascender a los cielos por sí mismo como Jesús (Lc 1, 3-11). "Asuncion" es ser llevado a los cielos por Dios mismo o por los ángeles.
Las personas pueden ser asuntas a los cielos como María.Fue antes el caso de Enoc (Gn 5, 24) o de Elías (2 Re 2, 11-12).Alguien dirá que con Jesús se abren las puertas del cielo,porque todos debieron esperar su llegada,pero olvida que los designios de Dios no están al alcance de los hombres (Sb 17,1; Rm 11, 33).Dice San Pablo para que entendamos el caso de Enoc:"Por su fe también Henoc fue trasladado al cielo en vez de morir, y los hombres no volvieron a verlo, porque Dios se lo había llevado. Antes de que fuera arrebatado al cielo, se nos dice que había agradado a Dios; pero sin la fe es imposible agradarle, pues nadie se acerca a Dios si antes no cree que existe y que recompensa a los que lo buscan." (Hb 11, 5-6)¿Fue ese el caso de María? Lo fue y en mayor grado.
Llena de Gracia le dice el ángel Gabriel (Lc 1, 28),quien también le dice que Dios está con ella;Enoc anduvo con Dios,pero Dios estaba con María.El mismo Dios, por su mensajero, la declara llena de gracia en una forma permanente pues ha encontrado el favor de Dios (Lc 1, 30) y María acata en forma totalmente incondicional la voluntad del Altísimo (Lc 1, 38).
Es tal el estado de María, que,antes de la pasión de Jesucristo,puede declarar que Dios la ha salvado y todas las generaciones la llamarán bienaventurada (Lc 1, 48).Siendo así, es un caso como el de Enoc en grado máximo,pues mereció ser la Madre de Nuestro Señor.Tenemos claro entonces que María agrada a Dios y es modelo de Fe, en tan esplendoroso sentido que ya es salva desde antes de la pasión de Nuestro Señor.
Tenemos entonces frente a nosotros la promesa de la Resurrección.Ya Dios había salvado a María,no quedaba sino que al final de su vida resucitara inmediatamente. La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos (Catecismo n. 966).María nos precedió en el cielo y nos precederá siempre, como madre del rey que se sienta al lado del trono (Sal 45(44),7-10).Así las cosas, el dogma de la Asunción de María es plenamente bíblico.
Que María es la Nueva Arca se sigue de Apocalipsis 11,19 y el texto subsiguiente. Dice San Juan que se abrió el Santuario de Dios en los cielos y vio el Arca de la Alianza. ¿Y qué es lo que ve exactamente San Juan? La mujer vestida de sol, María."Apareció en el cielo una señal grandiosa:una mujer, vestida del sol,con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza." (Ap 12, 1).Juan ve a María en el cielo.
Las tradiciones de la Iglesia se verifican contra la Sagrada Escritura, y en este caso de la Asunción ya sabemos que es consecuencia necesaria de la Biblia.Que las tradiciones de la Iglesia deben atenderse, es mandato bíblico: "Por lo tanto, hermanos,manténganse firmes y guarden fielmente las tradiciones que les enseñamos de palabra o por carta." (2 Tes 2, 15)."Les alabo porque me son fieles en todo y conservan las tradiciones tal como yo se las he transmitido" (1 Co 11, 2; ver además Hch 28, 17).[3]
La glorificació celeste del cuerpo de Santa María es el elemento esencial del dogma de la Asunción.Enseña que la Virgen,al término de su vida en este mundo, fue llevada al cielo en cuerpo y alma,con todas las cualidades y dotes propias del alma de los bienaventurados e igualmente con todas las cualidades propias de los cuerpos gloriosos.Se trata,pues, de la glorificación de María, en su alma y en su cuerpo, tanto si la incorruptibilidad y la inmortalidad le hubieren sobrevenido sin una muerte previa como si le hubiesen sobrevenido después de la muerte mediante la resurrección.

Razones de este dogma

La definición pontificia sobre la Asunción de María estuvo precedida,desde muchos siglos atrás, de múltiples razones teológicas y testimonios que llevaron a la feliz proclamación de este dogma mariano. Las principales razones fueron las siguientes.

La creencia universal de la Iglesia

Desde los primeros siglos hasta nuestros días,la unanimidad de la fe del pueblo cristiano, quedó de manifiesto con la respuesta unánime y afirmativa de todos los obispos del mundo que a su vez representaba al pueblo fiel de todo el orbe, a la consulta que sobre la definibilidad de la Asunción de María hiciera el Papa Pío XII en el año de 1949.

El testimonio de los Padres

La Tradición de la Iglesia,expresada en sus Padres y Doctores, pone de manifiesto su intuición y su fe en esta ver dad, la cual se refleja ejemplarmente en los autores que enseguida se citan.
San Juan Damasceno,en el siglo VII,escribe: "convenía que aquella que en el parto había conservado íntegra su virginidad, conservase sin ninguna corrupción su cuerpo después de la muerte; convenía que aquella que había llevado en su seno al Creador, hecho niño,habitara en la morada celeste; convenía que la Esposa de Dios entrara en la casa celestial; convenía que aquella que había visto a su Hijo en la Cruz, recibiendo así en su corazón el dolor de que había estado libre en el parto, lo contemplase sentado a la diestra del Padre; convenía que la Madre de Dios poseyera lo que corresponde a su hijo y que fuera honrada como Madre y esclava de Dios por todas las criaturas".[4]
San Germán de Costantinopla, del siglo VII: "Así como un hijo busca y desea estar con la propia madre, y la madre ansía vivir con el hijo, así fue justo también que Tú, que amabas con un corazón materno a tu Hijo y Dios, volvieses a Él. Y fue también muy conveniente que Dios, que te amaba como Madre suya, te hiciere partícipe de la comunidad de vida con Él mismo.De esta forma,Tú,habiendo sufrido la pérdida de la vida, propia de las cosas caducas, has emigrado a las moradas que durarán por los siglos, allí donde mora Dios, junto al que Tú vives, oh Madre de Dios, sin separarte de su compañía."[5]
Recogiendo la doctrina de sus predecesores, Juan Duns Scoto, en el siglo XIV, podía afirmar: "Convenía, Dios podía hacerlo luego lo hizo."

Los grandes privilegios marianos

El fundamento del dogma de la Asunción de María se desprende y es consecuencia de los anteriores dogmas marianos.En efecto, si por la plena asociación de María a la persona y a la obra de su Hijo se debió su redención anticipada; por esa misma razón, convenía también su glorificación anticipada, su asunción corporal, como veremos enseguida.
Puesto que María,por su Inmaculada Concepción, estuvo exenta de todo pecado, no quedaba sujeta a la ley de padecer la corrupción del sepulcro ni, por consiguiente, tampoco tenía necesidad de esperar la redención de su cuerpo hasta el fin del mundo.Si la resurrección es el triunfo y el trofeo de la Redención, a una redención preventiva y anticipada, como ocurrió en María, corresponderá también una anticipada resurrección.Por ello,primicias de la redención de Cristo en el alma de María fueron su preservación del pecado y la plenitud de gracia, y primicias, de la redención en su cuerpo fueron su incorruptibilidad y su anticipada glorificación.
Si Adán y Eva introdujeron en el mundo la muerte del alma, que es el pecado y, con él también la muerte del cuerpo, que es la corrupción; Cristo, por el contrario,introduce la vida del alma que es la gracia, y la inmortalidad del cuerpo por medio de la resurrección.Por estas dos consideraciones, María que es Madre de Cristo y Madre de los hombres,es lógico que la que es causa de vida y antídoto contra la muerte, Ella, no permanezca en el sepulcro presa de la misma muerte. Así pues, dado que nuestro Redentor es hijo de María, su glorificación anticipada parece ser exigida: Cristo que pudiendo dar a su Madre tanto honor y tanta gloria,necesariamente lo hizo.
Finalmente la virginidad perpetua de María, nos conduce a la conveniencia de su incorruptibilidad.Cuando pensamos en el cuerpo santísimo de María,tan divinamente poseído de Dios, no se concibe que sea presa de la corrupción;por ello puede afirmarse que su misma virginidad exige los esplendores de la glorificación corporal.[6]

Notas y referencias

  1. Asunción de María
  2. "Quien les escucha a ustedes, me escucha a mí; quien les rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza a mí, rechaza al que me ha enviado." (Lc 10,16)
  3. La asunción de María
  4. Homilía en la dormición de la Virgen: PG 96,742
  5. Homilia in Dormitionem B.V. Mariae)
  6. La Virgen María fue asunta al cielo en cuerpo y alma

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar