FANDOM


Myrna Nazzour es una vidente que exuda aceite de sus manos, a tenido visiones del Cielo y ha sufrido los estigmas.

Biografía

El 22 de noviembre de 1982, en un antiguo barrio cristiano de la ciudad de Damasco, a corta distancia de la histórica casa de Ananías, María Kourbet Al-Akhras, una joven de 18 años a la que llaman Myrna, católica del rito melquita bizantino y casada hacía siete meses con Nicolás Nazzour, mientras oraba por su cuñada enferma junto con otras dos mujeres, una ortodoxa y otra islámica, comenzó a exudar aceite de sus manos. Al imponerle el aceite a la enferma quedó curada de inmediato. Tres días después, la madre de Myrna fue curada de la misma manera.
Tanto era el aceite que fluía, que caía al piso junto a la cama de Nicolás y Myrna. Éste fue a llamar a sus familiares, quienes vinieron y todos comenzaron a rezar. El aceite seguía saliendo de la imagen y en una hora llenó cuatro platos.
Mientras oraban, el aceite apareció en las manos de Myrna, que entrando en éxtasis, escuchó una voz suave de mujer que le decía: "María, no tengas miedo, estoy contigo. Abre las puertas y no impidas a nadie que me vea". Desde ese momento las puertas de la casa de Nicolás y Myrna se abrieron para recibir a la gente que se acerca a orar ante la imagen día y noche.
Al día siguiente, el sacerdote católico Elías Zahlaoui, de la parroquia Nuestra Señora de Damasco, en Koussour, otros sacerdotes, oficiales de seguridad del gobierno y un médico traído por ellos examinaron a Myrna y la estampita. El patio estaba lleno de gente rezando. Retiraron la imagen del marco y descubrieron que el aceite estaba goteando de la propia estampa. Le pidieron a Myrna que se lavara las manos y que rezara en su presencia; inmediatamente el aceite salió de sus manos. El médico las examinó y reconoció que se trataba de un milagro. Esta materia grasa al cabo de un tiempo se evapora y se seca sola, sin que Myrna sienta la necesidad de lavarse o secarse las manos. De hecho este aceite no ensucia ni mancha.
En la casa de Myrna y Nicolás la gente se agolpaba: miles de personas, católicos, islámicos y ortodoxos, visitaron la imagen que suda aceite. El matrimonio nunca cerró las puertas de su casa. Las autoridades de Damasco adoptaron una actitud de respeto en relación con los eventos de Soufanieh.
Los exámenes realizados al aceite por epidermologistas y médicos de diversas nacionalidades han mostrado que parece aceite de oliva de alta calidad combinado con hierbas de las que se utilizan para el óleo sacramental. Está comprobado que el cuerpo humano no puede producirlo. Casi en la medianoche del 15 de diciembre de 1982, un gran número de personas estaba rezando delante del ícono. Myrna sintió que algo la impulsaba a ir a la terraza de la casa. Subió y temblando se arrodilló; cerca de 10 personas la siguieron, incluyendo a su esposo y su papá. Cuando levantó los ojos vio a la Santísima Virgen. Myrna se perturbó tanto que corrió a despertar a su cuñada que vivía allí. Ésta fue la primera aparición.
El 18 de diciembre, la Virgen regresó y pudo hablarle por primera vez. Cruzando la calle, en la parte alta de un árbol, Myrna vio un globo grande, luminoso, blanco, posado sobre la rama de un árbol. Mientras miraba, la esfera se abrió, partiéndose desde arriba, dividiéndose en dos medias lunas. Cuando las mitades se abrieron, un arco de luz apareció sobre la mitad superior dentro de la cual estaba la Virgen María. Tenía un velo blanco que cubría su cabello y una capa azul. El vestido blanco cubría sus pies y solamente se podían ver sus manos. El vestido y la capa parecían de color blanco y azul claro. En su mano colgaba un largo rosario. María se acercó hasta Myrna y le habló en árabe clásico.
El 30 de diciembre de 1982, el patriarca ortodoxo griego Ignacio IV Hazim recibió a Nicolás y a Myrna y dio un reconocimiento parcial de lo que estaba sucediendo. El mensaje se leyó en todas las iglesias ortodoxas griegas de Damasco. El patriarca ordenó que la imagen fuera llevada en procesión a la Iglesia de la Santa Cruz que queda muy cerca de la casa de Nicolás. Pero la imagen dejó de derramar aceite, mientras que comenzó a hacerlo una imagen similar en la casa de Myrna. El 21 de febrero, la imagen regresó a la casa de Nicolás. A partir de entonces comienza a acompañar a Myrna y a anotar los mensajes de las apariciones, el P. José Malouli, C.M., sacerdote católico Lazarista del rito romano.
El 25 de noviembre de 1983, Myrna cayó en otro éxtasis y comenzó a mostrar signos de los estigmas. Su casa estaba llena de sacerdotes de cada una de las diferentes Iglesias cristianas presentes en Damasco. La sangre fluyó de sus manos, pies y costado; luego cesó. Esto mismo ocurrió el 19 de abril (Jueves Santo) de 1984. Las heridas duraron seis horas y luego se cerraron solas sin cuidado alguno. Los dolores duraron unos días más y luego desaparecieron.
El viernes 7 de setiembre Myrna tuvo otro éxtasis. La Virgen María le confió un secreto. Durante el año, el aceite salió en presencia de personas de todo tipo de vida y de casi todas las religiones. El 4 de noviembre fluyó delante del Pro Nuncio Nicolás Rotunno.
El 3 de marzo de 1985 Nicolás, Myrna, el P. Zahlaoui y el P. Malouli fueron a ver al obispo católico griego en Hauran. Durante ese año Myrna vivió el silencio de Dios y de todos los milagros. Estuvo embarazada y el 15 de octubre de 1986, después de cuatro años y medio de matrimonio, dio a luz a Myriam. Posteriormente, mientras estaban de viaje en California tuvieron a Juan Emanuel (julio 1988).
El 16 de abril, año en que la Pascua se celebró el mismo día en la Iglesia Oriental y en la Iglesia Occidental, Myrna recibió nuevamente los estigmas como una señal de que Dios deseaba la unidad entre las Iglesias. Como fruto de la presencia de la Virgen, sacerdotes católicos, ortodoxos y hasta clero islámico comenzaron a reunirse para rezar juntos. Algunos ortodoxos y católicos se quejaron de estas reuniones en común y quisieron cerrar la casa de las apariciones. Trajeron agentes de la seguridad que tomaron la imagen milagrosa y, en el proceso de investigarla, rasgaron la parte superior de la imagen. Esto es un signo: la imagen está rasgada tal como el Cuerpo Místico, la Iglesia, por causa de las divisiones. La Virgen quiere conversión de nuestros corazones para que con amor traigamos la unidad.
Los mensajes y testimonios se siguen sucediendo desde entonces. La imagen continúa exudando aceite y numerosas personas se reúnen a rezar en la casa de Myrna y Nicolás. Las apariciones se realizan en la víspera de las festividades. Ella recibe los estigmas cada vez que se celebra la Pascua en unidad entre las Iglesias católica y ortodoxa.[1]
En 2004, Adel Theodor Khoury, teólogo católico e historiador del cristianismo y el islamismo, fue testigo de un milagro en Soufanieh, donde Myrna tuvo estigmas.[2]

Referencias

  1. Mensajes a Myrna Nazzour
  2. Theodore Khoury

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar