FANDOM


Nuestra Señora de Gietrzwald
Información
Fecha 1877
Ciudad Gietrzwald, Warmia
País Polonia
Aprobación Eclesiastica Plantilla:AE
Templo Santuario de Gietrzwald

Nuestra Señora de Gietrzwald es una advocación que se le apareció a dos niñas como la Inmaculada Concepción, que le recomendó recitar el rosario, prometió el fin de la persecución religiosa y la reapertura de las iglesias católicas, y bendijo una fuente de agua.

Historia

Gietrzwald es un districto rural en el condado del norte de Polonia. La aldea de Gietrzwald dista 18 kilometros al oeste de la capital regional de Olsztyn. En esta aldea se encuentra el Santuario Mariano, conocido como el Lourdes polaco, punto de destino de numerosas peregrinaciones. Gietrzwald está situado en tierras de la región de Warmia, en el camino entre Olsztyn y Ostroda. Fue en esta tierra, habitada siglos atrás por las tribus de los prusianos, donde murió martirizado San Adalberto, patrón de Warmia y de toda Polonia.

En 1873 el idioma polaco fue prohibido en todas las escuelas de Warmia, y en virtud de la Kulturkampf, se suprimieron todas las congregaciones religiosas, excepto los que se ocupanban de los enfermos, al igual que las Hijas de la Caridad. Fue precisamente en esas circunstancias que la Madonna se presentó en Gietrzwald en 1877. La Virgen María se refirió a las niñas en idioma polaco, a pesar de la prohibición de las autoridades de Prusia que estaban tratando de germanizar el lugar. El pastor de la parroquia, Agustín Weichsel (1830-1909), alemán, se convenció rápidamente de la autenticidad de las apariciones desde el principio.

Del 27 de junio al 16 de septiembre de 1877, la Virgen María apareció 166 veces a dos niñas, hijas de campesinos: Giustina Szafranska de 13 años y Barbara Samulowska de 12 años. La Virgen le dijo que era la Inmaculada Concepción y recomendó a recitar el rosario siempre y en todas partes, pero especialmente en familia. Prometió también el fin de la persecución religiosa y la reapertura de las iglesias católicas.

Las dos videntes nacieron en Woryty, a pocos kilómetros de Gietrzwald. Giustina nació en 1864, Barbara en 1865. Fue después del examen de catecismo para la primera comunión que Giustina vio la Virgen, el 27 de junio de 1877, por encima de un árbol en frente de la iglesia, cerca de una fuente. La niña vio un extraordinario esplendor y, a continuación a la Virgen vestida de blanco. El 30 de junio Barbara también vio la Virgen con Giustina.

Las apariciones siguieron diariamente hasta 16 de septiembre de 1877, poco menos de tres meses. La población católica en la región estaba profundamente conmovida y percibió tales apariciones como un regalo de la Madre de Dios a su pueblo, por la perseverancia en la fe a pesar de ser tan duramente perseguidos. Las niñas, desde el principio, no tenían dudas de que se aparecía la Virgen.

Giustina pidió en la primera aparición: "¿Qué quiere la Madre de Dios?". La respuesta fue: "Quiero que todos los días el reciten el Rosario". Barbara preguntó: "¿Quién es usted?". Y obtiene una respuesta extraordinaria: "Soy la Santísima Virgen María, la Inmaculada Concepción". El 1º de agosto Barbara preguntó: "¿Las Parroquias que no lo tienen pronto recibirán sacerdotes?". Y obtuvo esta respuesta: "Si la gente ora con fervor, entonces la Iglesia no será perseguida, incluso las parroquias que no tengan sacerdotes". El 11 de agosto, Barbara preguntó: "¿La Iglesia en Polonia recuperará la libertad?". María simplemente respondió: "Sí".

Los fieles realizaban muchas solicitudes a la Virgen mediante las niñas. La respuesta fue casi siempre: "Reciten el Rosario". Barbara pidió a la Virgen el 1º de septiembre lo que quería el párroco de Gietrzwald. La Virgen dio la siguiente respuesta: "Que siempre me invoque, siempre he sido una protección para él y voy a ser hasta el final".

Especialmente conmovedoras fueron las palabras pronunciadas a las niñas el 8 de septiembre, día de la Natividad de María: "No se angustien, porque yo estoy con vosotras todos". También el 8 de septiembre de Nuestra Señora bendice el agua de una fuente cercana al lugar de las apariciones, asegurando que haría curaciones milagrosas.

Otras personas vieron a María de Nazaret, entre ellos Elizabeth Wieczorek (23 años) y Elizabeth Bilitewska (45 años). El 16 de Septiembre con gran presencia de fieles, la Virgen se mostró por última vez, bendijo la fuente que estaba en el césped, y su últimas fueron palabras: "Reciten el rosario".

Las autoridades de Prusia inmediatamente asumieron una decidida actitud negativa hacia las apariciones. La administración local, la prensa alemana y parte del clero asumió con el Obispo Obzak, que se trataba de una manifestación política, una manifestación nacionalista polaca, fraude y superstición, peligrosa para el estado, el progreso y la paz pública.

Hubo diversos castigos infligidos a los peregrinos polacos, a los curas polacos, al párroco local Padre Augustyn Weichsel, incluido el encarcelamiento, la imposición de multas y la suspensión de la capacidad de civil. Las autoridades del lugar intentaron en vano poner fin a las peregrinaciones, cada vez más numerosos que estaban experimentando, pero resultaba en vano.

Por disposición del obispo Philip Krementz, las niñas fueron inmediatamente interrogadas por los delegados de una comisión que nombre tal Obispo. El 24 de agosto Barbara fue interrogada por el Comité del Obispo. La comisión quedó impresionada por su actitud sincera, sencilla, humilde y honesta. Los detalles de las respuestas atrajeron la atención de la comisión, porque mostró un conocimiento por encima de su educación. La comisión establecida por el obispo de Warmia, el 1º de septiembre declaró: "Llegamos a la conclusión de que las apariciones de Gietrzwald tienen una base verdadera y real".

Las apariciones fueron reconocidas canónicamente el 11 de septiembre de 1977 por el entonces Cardenal Karol Wojtyla. En 1977, el centenario de las apariciones, se celebró en Olsztyn Gietrzwald un Congreso Mariológico, fue muy considerada la cuestión de las apariciones. Al congreso asistió el Card. Karol Wojtyla.

Especialmente como Juan Pablo II en su 4 º viaje a Polonia brindó una homilía llena de historia y recuerdos religiosos en la santa Warmia. Recordó, en particular, los lugares de devoción a la Virgen, y primero nombró a Gietrzwald.

El 11 de septiembre de 1977, el obispo de Warmia Joseph Drzazga ratificaba el culto a la Madre de Dios de Gietrzwald con un decreto que concluía: "Confirmamos el culto a las apariciones de la Madre de Dios de Gietrzwald como no contrarias a la fe y la moral Cristiana, fundada en hechos dignos de fe, donde no es posible excluir su carácter sobrenatural y divino."

Las primeras noticias por escrito de las apariciones de Gietrzwald fueron proporcionadas por el Peregrino. Fue el 10 de julio de 1877. En una breve nota, que se comparó con lo que había ocurrido un año antes en Marpingen. El autor del texto podría haber sido el editor del periódico, Stanislaw.

Las apariciones tuvieron inusual resonancia en toda Polonia, Europa y más allá. El 8 de septiembre de 1877, fiesta de la patrona de la parroquia, se reunieron en Gietrzwald 50.000 peregrinos de toda Polonia. En los años siguientes el número aumentó. En 1879 llegó a 70.000, provenientes también de Lituania y Rusia. El impacto de las apariciones en Warmia es enorme. En particular, hubo un renacimiento de la vida moral y un aumento de la conciencia religiosa.

Cinco años después de los acontecimientos, en un informe de fecha 27 de septiembre de 1882, el Padre Augustyn Weichsel escribió: "No sólo mi parroquia, sino a toda la zona la gente se ha convertido en más piadosa después de las apariciones. Esto quedó en evidencia por el recitado del Santo Rosario en los hogares, el acceso al monasterio de muchas personas, la asistencia regular a la iglesia (…) Buenos frutos de las apariciones se despliegan en todas partes, también se infiltró en Rusia y (…) Un resultado evidente fue la costumbre de los colectivos de recitación del Rosario todos los días. En el sur de Warmia, el Rosario se rezó en casi todos los hogares, así como en los hogares de las parroquias de la Chelmno, Poznan y Wroclaw ".

En la aldea Gilwa en el río, los feligreses recitaban el rosario en la iglesia tres veces al día: por la mañana, por la tarde y por la noche. Por otra parte, hubo numerosos casos de conversión de pecadores. Grandes cambios tuvieron lugar en la vida social y política.

Las apariciones de Nuestra Señora fueron un despertar de la conciencia nacional y de reavivar su sentimiento de unidad con los polacos de otros distritos. Desde que la Bienaventurada Virgen María ha hablado en Warmia a los niños en idioma polaco,entonces es pecado si alguien renuncia a la lengua materna como un don de Dios. Este argumento fue utilizado por los nacionalitas del sur de Warmia cuando en 1885 estaban organizando reuniones públicas en favor del restablecimiento de la lengua polaca en las escuelas populares.

Las videntes

Las hermanas de la Caridad tuvieron que transferir a las niñas a Chelmno por orden de autoridades de Prusia. Posteriormente fueron enviados a Pelplin, a una institución en la que podrían seguir la escuela primaria. Las dos niñas decidieron entonces convertirse en Hijas de la Caridad y fueron enviadas a hacer el seminario en la Casa Madre de París donde llegaron el 19 de enero de 1884. El director del seminario dejó una nota escrita sobre Barbara Samulowska muy elogioso de su vida espiritual y el comportamiento.

La Hermana Barbara que tomó el nombre de Hermana Stanislava vivía y rezaba en los entornos en los que Santa Catalina Labouré recibió las apariciones de la Medalla Milagrosa. Después de la toma de los primeros votos, el 2 de febrero de 1889, la Hermana Stanislava permaneció once años en París y finalmente fue enviada en una misión a Guatemala.

En Guatemala, debido a las anteriores leyes contra la Iglesia y las órdenes religiosas, sólo podían operar las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul. Poco después de su llegada a Guatemala, la Hermana Stanislava fue nombrada directora del seminario, y se dedicó con todo el compromiso a la formación espiritual de las jóvenes seminaristas. La Hermana Stanislava regresó al hospital central de Guatemala. Allí, tras una vida de intenso y hermoso testimonio de santidad y de caridad, murió en el Señor el 6 de diciembre de 1950, de 85 años de edad, 66 años de religiosa y 54 de misión en Guatemala, dedicada especialmente a los enfermos y los pobres.

La imagen

Representa a la Virgen con el Niño en el brazo izquierdo. En su mano izquierda, Jesús sostiene un libro y eleva la mano derecha en ademán de bendición. Hasta el siglo pasado el culto a Nuestra Señora se limitaba a las comarcas próximas.

El Santuario

El Santuario de Gietrzwald se convirtió en un centro activo del patriotismo polaco. A pesar de las persecuciones de las autoridades prusianas, la afluencia de los fieles continuó ininterrumpidamente. Los peregrinos que llegan hasta allí rezaban ante la imagen de Nuestra Señora de Warmia, con la figura de la Inmaculada colocada en el lugar exacto de su aparición, junto a la fuente que María bendijo.

En el siglo XV, un santuario se creó sobre piedra. Fue consagrado en torno al 1500, bajo la invocación de la Natividad de Nuestra Señora. La devoción a la Madre de Dios se convirtió rápidamente en muy conocida en Gietrzwald. Ha sobrevivido hasta nuestros días.

La iglesia fue reconstruida varias veces. La primera vez, una importante reparación se hizo en el siglo XVI. En el período del barroco, el templo fue decorado con nuevos altares. A mediados de1790, el Obispo Ignacy Krasicki le da a la iglesia dos nuevos títulos: San Juan Apóstol y San Pedro y Pablo apóstoles. La iglesia neogótica de los Santos Pedro y Pablo y de la Natividad de la Virgen fue edificada a caballo de los siglos XIX y XX, y desde 1970 tiene el título de basílica menor. La imagen milagrosa de Nuestra Señora de Warmia es venerada en este lugar desde el siglo XVI.

El santuario adquirió la forma actual de la cruz romana en lugar del anterior rectángulo inmediatamente después de las apariciones, cuando Augustyn Weichsel se convirtió en el párroco. Es también durante este tiempo que se demolió la torre de madera y construyeron una en ladrillo con un tope gótico. La iglesia estaba cubierta de techo con tejas y la torre con hoja de metal. A continuación, en el siglo XIX, el entonces párroco Józef encabezó una expansión de la iglesia.

Desde agosto de 1945, son guardianes del santuario de Gietrzwald los Canónigos regulares de la Lateranense de Cracovia. Es gracias a ellos que el patio de la iglesia fue recientemente renovado. Antes de las ceremonias del centenario de las apariciones de Nuestra Señora, el interior del santuario fue completamente reformado.[1]

Referencia

  1. Nuestra Señora de Gietrzwald

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.