FANDOM


Información

Nuestra Señora de las Lágrimas es una efigie de María que ha llorado milagrosamente en 1953.Esta efigie ha sido objeto de varias investigaciones.El lagrimeo tuvo lugar en Siracusa,en la casa de los esposos Lannuso,de una imagen del Inmaculado Corazón de María.Estas lágrimas resultaron ser humanas.El episcopado siciliano reconoce como verdadero el milagro,confirmado para toda la Iglesia Católica por el Papa Pío XII y el Papa Juan Pablo II.La efigie mariana se mantiene actualmente en el santuario de Nuestra Señora de las Lágrimas,inaugurado el 6 de noviembre de 1994.[1]

Historia

El humilde matrimonio del obrero Angelo Iannuso y su esposa Antonia,fue recipiente de un maravilloso regalo de la Virgen María. Fue un prodigio que comenzó en su dormitorio el 29 de agosto de 1953.
Antonia Giusto y su marido Angelo Iannuso se casaron y fueron a vivir a Siracusa provisoriamente con su madre y su hermano.Ellos eran muy pobres.Uno de los regalos de boda fue un cuadro de yeso de Nuestra Madre Celestial.Esta imagen había sido reproducida en masa en un estudio de la Toscana.
Para cuando Antonina descubrió que estaba embarazada, parte de sus cambios físicos incluyeron toxemia que de vez en cuando le producía ceguera momentánea.Los doctores afirmaban que esto se debía al embarazo dificultoso y la aconsejaban de meterse en cama y no salir de allí.Antonia encontró un refugio en la plegaria, y su marido se le burlaba al respecto.
El 29 de agosto de 1953 ella empezó con retortijones espantosos que duraron mucho más de lo esperable.La gente que estaba con ella la urgía a que buscara a su marido y al doctor.De pronto la paciente se calmó.Antonia sufrió un ataque que la dejó ciega. Alrededor de las 8:30 su vista estaba normal nuevamente.En ese momento del día 29 de agosto y hasta el 1º de septiembre de 1953, el cuadro de yeso, que representaba el Corazón Inmaculado de María, a la cabecera de la cama en la casa de Angelo y Antonia, lloró lágrimas humanas.
Antonia cuenta que:"Abrí mis ojos y miré a la imagen de la Santísima Virgen por arriba del cabezal de la cama.Para mi gran sorpresa la imagen estaba llorando. Llamé a mi cuñada Grazia y a mi tía Antonina Sgarlata que vino a mi lado señalando las lágrimas. Al principio creyeron que se trataba de una alucinación debida a mi enfermedad pero cuando yo insistí y ellas se acercaron a esa placa pudieron ver claramente que había lágrimas reales cayendo de los ojos de la Madonna, y que algunas lágrimas caían primero por sus mejillas y luego directamente a la cama. Aterrorizadas llamaron a los vecinos, y ellos confirmaron el fenómeno…"
Todos los miembros de la familia fueron llamados y todos pudieron constatar el milagro.Antonia se quedó mirando a nuestra Madre Celestial por varias horas atestiguando el milagro, mientras que limpiaba las lágrimas que iban cayendo sin cesar.Primero fueron contenidas las lágrimas con un pañuelo y luego con algodón.
La Madonna lloró durante 4 días,desde el 29 de agosto al 1º de septiembre y atrajo a miles de peregrinos a Siracusa.Tres sacerdotes visitaron la casa durante ese lapso.El fenómeno se verificó en intervalos más o menos largos, tanto dentro como fuera del hogar.Muchas fueron las personas que vieron con sus propios ojos,tocaron con sus manos, y sintieron lo salado de las lágrimas.

La investigación

El domingo 30 de agosto, el 2º día de las lágrimas.Nicola Guarino,un cameraman de Siracusa,con su cámara documentó en 300 cuadros o fotogramas la Lacrimación.En esas imágenes se puede ver la forma y el fluir de las lágrimas.El ojo humano se podría dejar sugestionar,pero el objetivo de la cámara retrata lo que ocurre con objetividad.Siracusa es uno de los pocos eventos en que las lágrimas están documentadas.
El 1º de septiembre se reunía un grupo de distinguidos clérigos,cuatro hombres de ciencia y tres testigos de inmaculada reputación,para así formar una comisión investigadora en nombre del Arzobispado. La comisión se reunió en la casa de los Iannuso a la mañana con el fin de estudiar el fenómeno y sacar una muestra de las lágrimas para ser analizadas.Después de haber tomado el líquido que surgía de los ojos de la imagen, se hizo un análisis microscópico.La respuesta de la ciencia fue: "las lágrimas son humanas".
El cura párroco dio fe que los doctores juraron por la Biblia en cuanto a la veracidad de lo analizado.Tras el estudio científico de la imagen dejó de llorar.Fue el cuarto día.

Los milagros

Los pedazos de algodón que habían enjugado las lágrimas de la Madonna que llora fueron enviados a varios lugares alrededor del mundo, y en muchos se produjeron varios milagros.Uno de ellos fue en España.La Santísima Virgen llora porque el mundo ya no reza más.
La primera persona en experimentar un milagro fue tambien la primera en haber visto el llanto de la Virgen.Desde el momento en que Antonina Iannuso vió las lágrimas,se recuperó totalmente de una severa toxemia y más adelante en el tiempo dió a luz a un muy saludable hijo,el 25 de diciembre de 1953. El Arzobispo Baranzini ofició en el Bautismo del niño.
El fenómeno fue declarado auténtico el 12 de diciembre del mismo año, por los obispos de Sicilia reunidos en conferencia episcopal.La Virgen de las Lágrimas fue aprobada por el Papa Pío XII el 17 de octubre de 1954. En el año 2003, un enviado especial de Juan Pablo II concluyó las celebraciones del Año Mariano de Siracusa en el Santuario de la Virgen de las Lágrimas,50 años después del milagro.El santuario había sido consagrado por el mismo papa en 1994.

El Santuario

En Siracusa se encuentra la estructura monumental de forma cónica,con sus 74 metros de altura,el Santuario de Nuestra Señora de las Lágrimas,un signo de profunda devoción y fe,erigido en memoria del milagroso acontecimiento de 1953, en la humilde casa donde vertió lagrimas una imagen de yeso de la Virgen María, colocada en la cabecera dos cónyuges de Siracusa.
El Santuario es un edificio impresionante en su enorme estructura de hormigón armado.La superficie total es de 4.700 metros cuadrados, con una capacidad para alrededor de 11.000 personas.Fue diseñada la arquitectura por M.Audrault y P. Parat de París, y la parte estructural por R.Morandi de Roma.La construcción circular (cuenta con 18 ingresos) tiene un diámetro exterior de 80 metros, y acoge a la iglesia inferior o cripta, inaugurada en agosto de 1968, y la iglesia superior o santuario tiene una base apoyada en 22 vigas de cemento armado con un diámetro interior de 71,40 metros.
Dentro de la cripta, en el centro, se encuentra el altar mayor, donde la imagen de la Virgen.Situado alrededor del altar mayor hay 8 capillas dedicadas a Santa Lucía,Santa Agata,San Conrado,San Pedro y San Pablo,el Crucifijo,la Sagrada Familia,San Francisco de Asís y el Santísimo Sacramento.En las paredes de cada capilla destacan las representaciónes iconográficas de refinada belleza.
La iglesia superior está cubierta por 22 enormes columnas de hormigón armado, dispuestas radialmente.En la parte superior de la estructura exterior cónica está una estatua de bronce de la Virgen de Lágrimas,labor del escultor Francesco Caldarella, rodeado por un halo de elementos circulares.
El pavimento de la inmensa nave tiene incrustaciones de mármol de Carrara blanco, gris y negro,reproduciendo una estrella.De mármol Lasa es la pavimentación del altar mayor y del presbiterio.
En el santuario está conservado el relicario, que contiene algunos valiosos recuerdos de la lacrimación prodigiosa.Hecho sobre proyecto de Biagio Poidimani, el relicario tiene un pie de base octagonal y consta de 3 niveles:

  • En el primero está conservada la tira de tela que cubría la imagen,la mitad de un pañuelo húmedo de lágrimas,algunos algodones en los que se recogieron las lágrimas por la Comisión de médicos el 1 de septiembre de 1953.En las esquinas hay unas estatuas de San Pedro,San Pablo,San Marziano y Santa Lucía.
  • En el segundo piso cuatro paneles que recuerdan el prodigio.
  • En el tercer piso, custodiada por cuatro ángeles,está la urna de cristal que conserva los vidrios que sirvieron para el análisis microscópico.En ella se conservan, ahora cristalizadas,las lágrimas.

El santuario fue consagrado con motivo de su visita a Siracusa (noviembre de 1994), por el Santo Padre Juan Pablo II.Durante la construcción del Santuario se descubrieron restos arqueológicos que datan del siglo IV y VI aC.

Testimonio de su presencia

Extracto de la Catequesis de Juan Pablo II sobre Nuestra Señora de las Lágrimas.
Conocemos algunas lágrimas de María por las apariciones con las que ella de vez en cuando acompaña a la Iglesia en su peregrinación por los caminos del mundo. María llora en La Salette,a mediados del siglo pasado, antes de las apariciones de Lourdes, en un período durante el cual el cristianismo en Francia afronta una creciente hostilidad.Llora también aquí, en Siracusa, al término de la segunda guerra mundial.
Se puede comprender dicho llanto precisamente en el marco de esos hechos trágicos:la inmensa hecatombe causada por el conflicto; el exterminio de los hijos e hijas de Israel; y la amenaza para Europa que proviene del este, constituida por el comunismo declaradamente ateo.
También en ese período llora la imagen de la Virgen de Czestochowa, en Lublín:éste es un hecho poco conocido fuera de Polonia.Por el contrario se difundió ampliamente la noticia del acontecimiento de Siracusa, y fueron numerosos los peregrinos que vinieron aquí.También el cardenal Stefan Wyszynski vino aquí en peregrinación en 1957,después de haber sido excarcelado.Yo mismo, que por aquel entonces era un obispo joven,vine aquí durante el Concilio, y pude celebrar la santa misa el día de la conmemoración de todos los fieles difuntos.
Las lágrimas de la Virgen pertenecen al orden de los signos;testimonian la presencia de la Madre Iglesia en el mundo. Una madre llora cuando ve a sus hijos amenazados por algún mal,espiritual o físico.María llora participando en el llanto de Cristo por Jerusalén, junto al sepulcro de Lázaro y, por último, en el camino de la cruz.
Hoy, aquí en Siracusa, puedo dedicar el santuario de la Virgen de las Lágrimas.Aquí estoy finalmente,por segunda vez,pero ahora vengo como Obispo de Roma,como Sucesor de Pedro, y realizo con alegría este servicio a vuestra comunidad,a la que saludo con afecto.
Santuario de la Virgen de las Lágrimas,has nacido para recordar a la Iglesia el llanto de la Madre.Recuerda también el llanto de Pedro,a quien Cristo confió las llaves del reino de los cielos para el bien de todos los fieles.Que esas llaves sirvan para atar y desatar,para redimir toda miseria humana.
Vengan aquí,entre estas paredes acogedoras,cuantos están oprimidos por la conciencia del pecado y experimenten aquí la riqueza de la misericordia de Dios y de su perdón.Los guíen hasta aquí las lágrimas de la Madre.Son lágrimas de dolor por cuantos rechazan el amor de Dios,por las familias separadas o que tienen dificultades,por la juventud amenazada por la civilización de consumo y a menudo desorientada,por la violencia que provoca aún tanto derramamiento de sangre, y por las incomprensiones y los odios que abren abismos profundos entre los hombres y los pueblos.
Son lágrimas de oración: oración de la Madre que da fuerza a toda oración y se eleva suplicante también por cuantos no rezan,porque están distraídos por un sin fin de otros intereses, o porque están cerrados obstinadamente a la llamada de Dios.
Son lágrimas de esperanza, que ablandan la dureza de los corazones y los abren al encuentro con Cristo redentor,fuente de luz y paz para las personas,las familias y toda la sociedad.
Virgen de las Lágrimas,mira con bondad materna el dolor del mundo.Enjuga las lágrimas de los que sufren,de los abandonados,de los desesperados y de las víctimas de toda violencia.Alcánzanos a todos lágrimas de arrepentimiento y vida nueva,que abran los corazones al don regenerador del amor de Dios.Alcánzanos a todos lágrimas de alegría,después de haber visto la profunda ternura de tu corazón.
¡Alabado sea Jesucristo!

  • 6 de noviembre de 1994

Oración a la Virgen de las Lágrimas

Conmovido con el prodigio del derramamiento de tus lágrimas, ¡Oh misericordiosísima Virgen de Siracusa vengo hoy a postrarme a tus pies, y animado con una sencilla confianza por tantas gracias como has ido concediendo, vengo a ti!
¡Oh Madre de clemencia y de piedad, para abrirte mi corazón,para arrojar en tu dulce corazón de Madre todas mis penas, para unir mis lágrimas a las tuyas: las lágrimas del dolor por mis pecados y las lágrimas de los dolores que me afligen. Míralas!
¡Oh Madre querida, con rostro benigno y con ojos de misericordia, y por el amor que tienes a Jesús dígnate consolarme y escucharme.Por tus santas e inocentes lágrimas dígnate impetrarme de tu divino Hijo el perdón de mis pecados, una fe viva y ardiente, y la gracia que ahora,te pido…(Pedir la gracia)!
¡Oh Madre mía, y esperanza mía, en tu Corazón inmaculado y dolorido pongo toda mi confianza.Corazón Inmaculado y dolorido de María, ten compasión de mi.
Rezar la Salve.Amén.[2]

Referencias

  1. Madonna delle Lacrime
  2. Nuestra Señora de las Lágrimas

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar